top of page

Mi bebé en la cena de navidad: ¿Qué le puedo ofrecer?

Por: MsC. Leslie Cadena Schlam | @nutricion_asertiva


En estas fechas decembrinas abundan los festejos, las reuniones y por tanto, ¡la comida! Eso mortifica a muchas familias que se preocupan por qué sus hijos no pierdan su rutina y estilo de vida saludable, pero la realidad es que no podemos controlarlo todo. Parte muy importante de una vida saludable es la flexibilidad, y dentro de la alimentación, ésta permite para evitar obsesiones, compulsiones y actitudes negativas entorno a los alimentos.



No obstante, existen estrategias que nos ayudan a mantener una nutrición asertiva y adecuada a nuestros objetivos durante estas fechas. Por ejemplo, preferir siempre lo natural y “real” sobre lo procesado es muy favorable. Es decir, en lugar de comprar un pan de caja blanco, preferir uno artesanal hecho con granos enteros; en vez de comprar dulces y postres empaquetados preparemos unos caseros. Esto hace una diferencia sustancial, pues la calidad nutricional de estas opciones es notablemente mejor.

En cuanto a los niños, a partir del año de edad pueden integrarse al menú familiar (siempre y cuando sea saludable y adecuado), entonces no es necesario prepararles algo especial.


Algunas recomendaciones concretas sobre cómo tomar decisiones más saludables y asertivas en fiestas decembrinas, son:


  • Si sueles poner pan al centro de la mesa, opta por uno artesanal de grano entero y de masa madre de preferencia. También incorpora la fruta a tus centros de mesa, además de que es decorativa, es mucho más probable que la consumas si la tienes enfrente.

  • Procura equilibrar el platillo con todos los grupos de alimentos: frutas y verduras, cereales, proteínas y grasas buenas. Puedes apoyarte en las guarniciones, ej. puré de papa con aceite de oliva, espárragos con queso, ensalada con nueces y fruta, verdura a la parrilla/horneada, pasta con salsa vegetal casera, dip de garbanzo con jocoque, ensaladilla rusa de atún.

  • Si el platillo está muy condimentado/ahumado/salado evita ofrecer el relleno a tus hijos (mejor la pechuga del pavo desmenuzada, un pescado blanco mezclado con un poco de bacalao o reserva algún pedazo de pierna para cocinarla natural).

  • Los postres nunca faltan en las reuniones familiares y no hay nada malo en ello, únicamente procura que sean caseros utilizando ingredientes de buena calidad e incorpora siempre fruta. Algunos ejemplos: tarta de manzana con canela, pay de dátil con nuez, panqué de plátano y almendra, galletas de avena con zanahoria.

  • Presta atención a las bebidas. No se recomiendan las bebidas azucaradas, porque no aportan nada de nutrientes ni suficiente saciedad. Así que evita a toda costa los refrescos y jugos azucarados, mejor prefiere agua natural o de fruta. Entiendo que algunos invitados deseen beberse un refresco, pero intenta mantenerlos en la cocina y no a la vista de los niños.

  • Procura siempre comer sentado, tranquilo y prestar atención en lo que estás comiendo. Comer de manera consciente está asociado a decisiones alimentarias más saludables y mayor satisfacción al comer.


Cuando cuidamos la calidad de lo que comemos y hacemos caso a nuestras sensaciones de hambre y saciedad, ¡no hay lugar para preocupaciones, sólo queda disfrutar!


Espero les hayan servido los tips. Si necesitan más información no duden en contactarme. ¡Felices fiestas a todos!



MsC. Leslie Cadena Schlam

Fundadora de Nutrición Asertiva

Para más información sigue en Instagram a @nutricion_asertiva



Sobre MsC. Leslie Cadena Schalam:

  • Nutrióloga especialista en psicología de la nutrición y problemas de la conducta alimentaria.

  • Máster en nutrición clínica y dietoterapia por la Universidad Autónoma de Barcelona

  • Con posgrados en coaching nutricional, psicología positiva y nutrición pediátrica

  • Actualmente enfocada en corregir conductas de alimentación alteradas, introducción de la alimentación complementaria (BLW/BLISS) y rehabilitación de picky eaters

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page