top of page

De regreso a la realidad: ¿Cómo retomar las rutinas?

Por: Lau Hopkins Sleep Coach | @babydreamermexico


Ya, ya pasó navidad… ese día maravilloso que genera muchas expectativas en nuestros corazones. Ya pasó la conmoción de Santa Claus y su llegada. Estamos a nada de que también pase fiesta de fin de año y empiece otro año, otro año lleno de posibilidades, esperanza, expectativas, “la revancha” (espero que ya hayan visto el video).

Pero bueno, ya pasó todo esto y ¿luego? ¿Cómo regreso a mi rutina, a mi “normalidad” a mi día a día? Diciembre en términos generales es un mes diferente, tanto para los padres como para los niños. Y regresar en enero al orden cuesta trabajo en todos los aspectos. El sueño de nuestros hijos no es la excepción. Regularmente en diciembre (y en vacaciones de verano) nuestros niños se duermen más tarde, se salen de su rutina, comparten cuarto con los familiares que nos vienen a visitar o que vamos a visitar, muchos dormimos en el mismo cuarto de hotel, incluso en la misma cama, nos despertamos “más tarde”, etc. Regresar no es fácil, así que les voy a dar unas recomendaciones que espero les funcionen. Recuerden que no es magia.


1. Entender que hay niños más sensibles a los cambios que otros.

Si tu hijo 1, regresó y durmió “perfecto” desde el día uno, que maravilla, pero esto no quiere decir que tu hijo 2 haga lo mismo. Hay niños a los que les cuesta MUCHO regresar a su rutina. Tienen que RESPETAR esta diferencia y ser más pacientes.


2. Ya no hay “negociaciones”.

Es típico que cuando regresas a tu normalidad, empecemos con “bueno, 2 días más y ya”. La realidad es que, con el sueño de nuestros niños, esos “2 días más y ya” se pueden convertir en meses. A los papás de mis alumnos siempre les digo que, desde el segundo 2 que regresan de vacaciones o a su normalidad, las cosas vuelven a ser como antes. Es muy importante marcar este límite con nuestros niños para no confundir. En vacaciones nos salimos de la rutina, en casa, todo regresa a ser como antes. PUNTO.

3. Paciencia.

Este punto tiene mucho que ver con el punto 1. Paciencia. No, no va a ser fácil (en muchos casos sí) pero no tienes por qué acelerar las cosas. Empieza desde el día 1 y ve con calma avanzando diario. No pretendas que sólo por que ya regresaste a tu casa, quiere decir que ya van a dormir bien “como antes”. No, después de dormir todos juntos, por ejemplo, es obvio que les va a costar (a unos más y a otros menos) regresar a dormir como lo hacían antes. Y lo más importante es que no creas “que ya todo se echó a perder” porque se tarden. Hay niños que les toma 15 días regresar a su “normalidad” y hay niños que en el día 2 agarran ritmo. NO COMPARES y SE PACIENTE.


4. Haz un plan.

¿Cómo vas a regresar a la normalidad? Haz un plan mental y sigue los pasos. No se pongan creativos. Si una receta lleva pasos, sigues los pasos. Aquí lo mismo. ¿Cómo lograste que durmieran la 1era vez? Bueno, pues regresa al día 1 de eso y ve con calma avanzando. No creas que por que haya 1 noche buena quiere decir que te puedes saltar pasos. NO. Se constante, no te pongas creativo, ve con calma y firme hacia un objetivo. Si ya tuviste un entrenamiento de sueño, empieza desde el día 1 y ve con orden.


Espero de todo corazón que estas recomendaciones les funcionen. Les mando un beso y mis mejores deseos para el 2021. Que todo lo que sueñan se cumpla. ¡Gracias a LuluBaby por dejarme participar en este blog!


Con cariño,

Lau Hopkins

Fundadora de BabyDreamer Mexico

Para más información sigue en Instagram a @babydreamermexico



Sobre Laura Hopkins:

Egresada de la UIA en Derecho y con una especialidad en Derecho Corporativo. Lau hizo un giro de 180 grados para convertirse en asesora de sueño infantil. Actualmente es la Directora de Coordinación Académica del Family Sleep Institute Spanish y una apasionada del sueño. En paralelo, tiene un taller floral con el cual, junto con Baby Dreamer México se encargan de llenar las casas con alegría y armonía.

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page